No me gusta Linux.


Antes de empezar:

-> El post pretende informar, no se pretende discutir sin fundamento alguno.
-> Todos pueden comentar, es parte de la libre expresión.
-> Sólo quiero un mundo mejor, dejando de lado la corrupción y las conductas de monopolio de muchas empresas.

Empezamos:

Muchos usuarios que hemos migrado desde Windows a GNU/Linux nos hemos encontrado con un sistema operativo bastante diferente al que ya veníamos acostumbrados. Aunque yo he sentido satisfacción, también he tenido algo de dificultad en adaptarme; esto porque estaba lidiando con un sistema operativo diferente al de Microsoft. De a poco uno va aprendiendo y afronta que es un novato con su nuevo sistema operativo.

Un escritorio Windows:


Mi escritorio Ubuntu:






Claro que no todos los usuarios que migran de Windows a GNU/Linux se sienten bien, no todos deciden continuar, no tienen ese deseo de aprender algo nuevo o no tienen fuerza de voluntad. Con la instalación de GNU/Linux muchos tienen malas experiencias, con los drivers, o no tienen una buena impresión; no era lo que esperaban. Muchos llegan y esperan "un Linux perfecto como me habían dicho".




"Prefiero Windows", frases como esas se escuchan en parte, por las ideas que los usuarios de GNU/Linux hemos implantado a los usuarios de Windows. Estas frases evocan a argumentos lejanos de la realidad de GNU/Linux como "Los de GNU/Linux no son millonarios como los de Microsoft" o "lo que es gratuito no es bueno, por eso lo regalan". Todas esas frases están bastante lejos de lo que GNU/Linux pretende.






Entonces, vienen los casos donde el usuario dice X razón por la cual Windows es mejor, dicen entonces que Linux no es tan bueno y que regresan a Windows; entonces los usuarios de GNU/Linux decimos que todo está bien, empezamos a decir que regrese a ese sistema inferior, que debe usarlo antes de decir que es malo, que Linux es perfecto y que vos no tienes idea de utilizarlo, etc.











Está bien que bajo mi criterio en muchos aspectos GNU/Linux es mucho mejor que Windows o Mac, también es cierto que cada vez más usuarios se pasan a GNU/Linux; empiezan a utilizar alguna distribución GNU/Linux y crecemos los usuarios que minimizan o ya no utilizan Windows. Peor, no hace falta arremeter contra un usuario por un hecho tan simple como el uso de un sistema operativo.







No es correcto atacar a un usuario que ha probado alguna distribución GNU/Linux y que no le ha gustado, independientemente de las razones que tenga. En vez de criticar al usuario, deberíamos de ayudarlo a solucionar el problema que tenga; que nos informe acerca de su problema para así ayudarle; no todos tenemos la misma experiencia con el sistema operativo que utilicemos.










Debemos promover el uso de software libre, debemos ayudar a los usuarios con menos conocimiento o experiencia; así se promueve el cambio de Windows a GNU/Linux. No hay que aislar a quienes tengan menos experiencia o conocimiento, eso va contra lo que GNU/Linux pretende: la libertad, cuando nos privan de algún tema no nos sentimos bien; nos sentimos decepcionados. Esto aplica para usuarios de Windows o Mac.




Las libertades de los movimientos "Open Source" y de "Free Software" se basan en la libertad por y para el usuario, pero... hay una libertad más importante: "La libertad que posee el usuario de elegir el sistema operativo que desea utilizar". Son fan de GNU/Linux y lo promuevo, paso hablando de GNU/Linux; también que Microsoft me desagrada y todo lo que lo involucre; algo peleado ando con Microsoft y Apple.











Claro que es el usuario el que tiene el poder de elegir si Windows, Linux, Mac; esta es para mi la libertad más importante; acá caemos en la idea principal: no critiquemos, mejor enseñemos, demostremos que se puede mejorar y hacer que los usuarios utilicen su sistema operativo de la mejor manera. No es que LibreOffice sea incompatible con MS-Office, sino todo lo contrario; así con los juegos, Adobe, entre otros.









Para nada es cierto esto:



    Windows se le pueden recriminar muchas cosas, pero es sencillo, simple de usar desde un principio, sin importar los conocimientos que uno tenga o la falta de ellos.




Cualquiera puede estar o no en contra de lo anterior, pero yo no lo comparto; la facilidad de un Sistema Operativo dependen de la costumbre. Si pones a un niño o a un adulto que nunca ha tocado un ordenado, lo sientas delante de cualquier distribución GNU/Linux o cualquier versión de Windows, no sabrá que hacer. De a poco se empieza a utilizar el explorador de ficheros, la suite ofimática, uso de internet; etc.


Explorador de archivos Windows:





Explorador de archivos Ubuntu:








Entonces, ya se irá haciendo más fácil, familiar e intuitivo. Claro, supongamos ahora que un año más tarde cambiamos un usuario de Windows a Fedora, Debian, Ubuntu. El usuario podría encontrar similitudes o no, pero de seguro podría sentirse incómodo o insatisfecho; ahí es cuando uno decide con qué sistema operativo se queda. Si quieres ser más técnico empezarás a leer manuales de particiones / o /home y te adentras.














Lo mismo sucede a la inversa, ambos sistemas tienen soporte de forma diferente; ayuda, comunidades, foros donde informarse y aprender. Les digo, con el poco tiempo que tengo en GNU/Linux he sabido que la solución a tus problemas las encuentras en archivos del propio sistema o modificando un fichero de configuración; con un poco de lectura resuelves gran parte de tus problemas. Windows se me hace difícil por algo como esto:




    Envíe el error 0x00120YI00123 al equipo de Soporte de Microsoft






Eso me hace sentir atado, no me sirve que una ventana me diga el error porque no me da la solución o al menos no me comunica el problema real. En GNU/Linux, con algo de búsqueda aprendes a solucionar tu problema, error o fallo. La dificultad la impone el usuario, cada quien determina su capacidad para resolver ciertas cosas en determinadas situaciones.










Decir que Windows es fácil es un error, mientras que también es un error decir que GNU/Linux es difícil. Cada cual tiene su capacidad a la hora de aprender y superarse. No siempre se sabe a lo que nos enfrentamos, no se sabe como funciona cada elemento. La dificultad está en nosotros al igual que la decisión, la capacidad de elegir entre un sistema operativo GNU/Linux, Windows, Mac.







Con Mac se repite un asunto similar, así que les dejo a Richard Stallman; el fundador del movimiento de software libre. Acá vienen sus opiniones acerca del software propietario, los que lo usan. Principalmente menciona las funcionalidades y el poder que tienen los del software propietario sobre nosotros, estos últimos establecen un monopolio e imponen software privativo a los usuarios.









 Richard Stallman: «Apple es el peor enemigo de la libertad del usuario» 
El fundador del movimiento de software libre ha pronunciado una conferencia en la Universidad de Murcia


 El fundador del Movimiento de Software Libre, de la Free Software Fundation (FSF) y del proyecto GNU, Richard Stallman (i), trabaja hoy con informáticos de la Universidad de Murcia donde participa en unas jornadas sobre dicho software. EFE/Juan Francisco Moreno


El fundador del movimiento de software libre, el neoyorquino Richard Stallman, ha dicho hoy que "Apple es el peor enemigo de la libertad del usuario" y que "prohíbe" en sus tiendas de aplicaciones los programas informáticos sin derechos de propiedad intelectual.


En una entrevista antes de pronunciar una conferencia en la universidad de Murcia, Stallman ha asegurado que Apple "fue el primero en apretar al máximo las esposas digitales", expresión con la que se refiere a que "sus computadoras son cárceles" para quienes las usan, porque esa empresa impide al usuario cargar en esos ordenadores aplicaciones que no sean las suyas.









En su opinión, Microsoft intenta "distraer la atención del público de forma que desvía la discusión desde la libertad del código libre hacia algo superficial para hacer que no se aluda a ella".



Stallman ha aseverado dedicarse "a la libertad, a luchar por ella, sobre todo desde el campo de la informática", pero en terrenos en los que admite no ser "líder" (la búsqueda de su nombre en Google ofrece algo más de 3,9 millones de resultados) lo hace para apoyar en la medida de sus posibilidades y con el rebufo de su apellido.







Declarado guerrillero contra los programas informáticos privativos que no permiten que los controlen sus usuarios, asegura que lanzó su movimiento tras trabajar en los años 70 del siglo pasado en el Massachussets Institute of Technology (MIT) y sufrir en sus carnes el cambio de manejar software gratuito al de pago.



A propósito del software privativo, el gurú del libre ha calificado al anterior como "tiránico e injusto" y ha denunciado las prácticas en este sentido de las empresas punteras Apple (MacOs) Microsoft (Windows), Adobe (Flashplayer) y Oracle (Google).






Es más, ha asegurado que sería "un desastre mundial" que prosperara la denuncia de Oracle contra Sun Systems sobre derechos de propiedad intelectual, no solo por la pérdida del mismo buscador más utilizado del mundo" -Google-, sino también "por el resto de efectos de ser un monopolio que se sabe tan amplio".



Las cuatro libertades del software libre son, según sus palabras, "ejecutar los programas como quieras, estudiar y cambiar su código fuente de forma que se adapte al uso que quiera darle cada quien, distribuir copias exactas de sus originales y hacer otro tanto con las versiones modificadas por los usuarios".









"Los demócratas estadounidenses pueden ser los empleados de Hollywood; se venden a las empresas de cine y de música", según Stallman, que opina que el actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama, "no es mucho mejor" que los anteriores republicanos "George Bush, padre e hijo".



Sin embargo, en Europa apoyan el software libre "el partido Pirata y Los Verdes, y en España, el Gobierno de Andalucía y el de Extremadura", hasta que dejó su presidencia Juan Carlos Rodríguez Ibarra.



O en América Latina, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, que es el único político del mundo "que apuesta abiertamente por el software libre y que condiciona a las empresas públicas de su país a que justifiquen el uso de programas informáticos privativos.







Fuentes:



http://blog.desdelinux.net/mas-alla-del-tipico-no-me-gusta-linux-me-regreso-a-windows/


http://www.laverdad.es/murcia/20120507/local/region/libre-richard-stallman-apple-201205072233.html

Comentarios

Entradas populares